La vida es un misterio a ser vivido no un problema a ser resuelto.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear,
saber gozar y sufrir
y no dormir sin soñar.
Descansar, es empezar a morir.

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.

Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro.

En tres tiempos se divide la vida: en presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto.

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.

La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.

Alégrate de la vida porque ella te da la oportunidad de amar, de trabajar, de jugar y de mirar a las estrellas.

Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.

Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas.

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla.

Quien crea que su propia vida y la de sus semejantes está privada de significado no es sólo infeliz, sino que apenas es capaz de vivir.

La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada.

Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayor parte de los hombres no hacemos otra cosa que existir.

La vida carece de valor si no nos produce satisfacciones. Entre éstas, la más valiosa es la sociedad racional, que ilustra la mente, suaviza el temperamento, alegra el ánimo y promueve la salud.

Algunas personas enfocan su vida de modo que viven con entremeses y guarniciones. El plato principal nunca lo conocen.

La vida es como un cuento relatado por un idiota; un cuento lleno de palabrería y frenesí, que no tiene ningún sentido.

Esforcémonos en vivir con decencia y dejemos a los murmuradores que digan lo que les plazca.

La vida es un juego del que nadie puede en un momento retirarse llevándose sus ganancias.

La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida.

Estas son frases importantes de personas importantes que en realidad supieron vivir la vida, sin embarg tanto amor, felicidad y todo eso para sigue siendo un verdadero mistewrio de vida!!!

Un abrazo para todos mis lectores...

Fior Dalisa Sánchez